Robinson Díaz,tiene una exitosa carrera de la cual vale la pena hablar. conozcamos algunos apartes de su historia profesional:
La vida del actor colombiano ha sido apasionante: nació en Envigado, Antioquia, en 1966. Es maestro en Arte Dramático y comenzó su vida artística con el grupo Matacandelas, donde trabajó algunos años y luego, con los bolsillos medio vacíos, se fue a Bogotá a estudiar en la Escuela Nacional de Arte Dramático, de donde egresó con un profundo conocimiento teatral.

Participó en obras como el ‘Conde Drácula’, ‘Cuarteto’ y ‘Edipo Rey’, entre otras tantas que vendrían años después.

Trabajó como caricaturista del diario ‘El espectador’ y ‘El mundo’ de Medellín firmando bajo el seudónimo Picho y Pucho. En la decada de los 90 fue cuando comenzó con fuerza su carrera como actor de producciones audiovisuales en la serie ‘Garzas al amanecer’. Posteriormente, Carlos Duplat lo escogió para la telenovela Detrás de un ángel. De ahí en adelante Díaz cogió fama y fuerza para participar en decenas de telenovelas, obras de teatro y películas.

‘La casa de las dos palmas’, ‘Milena’, ‘La otra mitad del sol’, ‘La Dama del Pantano’, ‘Pecados capitales’, ‘La saga, negocio de familia’, ‘El baile de la vida’ y ‘Vecinos’, son tan solo algunas de las producciones televisivas en las que estuvo el antioqueño con gran éxito.

Por su parte, ‘La mujer del presidente’ fue una serie memorable que cambió el panorama de lo que se había realizado en la televisión colombiana hasta el momento, dicha producción que ha sido presentada en nuestra pantalla en la franja ‘Series para recordar’ , contaba la vida de Carlos Alberto Buendía, un hombre común y corriente que vivía con sus padres y que dedicaba el tiempo a su novia y a su trabajo como operador de sistemas en una empresa de aviación.

Pero algo inesperado le sucedió al personaje, su sueño y su pesadilla comienzan a hacerse realidad cuando conoce a Susana de Acero, la esposa del presidente de la compañía donde él trabaja. Después de ser seducido por Susana y en medio de una taza de café la mujer cae muerta. El terror comienza a apoderarse de Carlos Alberto quien decide enterrar el cuerpo de Susana en medio de una cantidad de eventos desafortunados que tejen la historia de este hombre que, posteriormente, fue condenado y torturado por un crimen confuso, retratando la crueldad e injusticia de las cárceles colombianas.

El mundo cinematográfico de Díaz ha sido amplio: el actor ha participado brillantemente en diversas cintas como ‘Soplo de vida’ (1999), dirigida por Luis Ospina; ‘Kalibre 35’ (2000), de Raúl García, y ‘La pena máxima'(2001), de Jorge Echeverri, filme cargado de comedia que relata la vida de un hombre que está obsesionado con el fútbol, tanto como para tomar las decisiones más absurdas con tal de no perderse uno de los partidos más importantes del momento.

En este filme Díaz hace dupla con Enrique Carriazo en una de las historias más divertidas y memorables en las que estuvo el antioqueño. Además, Robinson Díaz también participó en filmes como ‘Te busco’ (2002) de Ricardo Coral y ‘Bolívar soy yo’ (2002) de Jorge Alí Triana, cintas que han sido parte exitosa de nuestra programación y de la cartelera del cine nacional en su momento.
Por otra parte, ‘Amores ilícitos’, una historia de amor imposible entre Felipa, una esclava negra, y Alejandro, el hijo de una de las familias más notables de la ciudad, enmarcado en Santa Fe de Antioquia en 1784. Dicha relación no solo es castigada sino reprobada por la sociedad, por la moral cristiana y por las creencias de la época.

Robinson Díaz fue el protagonista de esta producción, que hacía parte del ambicioso proyecto ‘De amores y delitos’, una megaproducción que por medio de una trilogía presentaba la cotidianidad histórica colombiana del siglo XVIII. Finalmente, en 1995 los tres especiales televisivos llegaron a ser vistos. Cabe anotar que dichas producciones fueron conceptualizadas por Gabriel García Márquez y los guiones desarrollados por Juana Uribe, Humberto Dorado y Heriberto Fiorillo.

FUENTE:www.senalcolombia.tv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *