Nairo levantó los brazos y agradeció hacia el cielo. Luego apretó los dientes y celebró dos y tres veces con su brazo derecho. Se había quitado un peso de encima. Tenía atragantada una buena jornada después de vivir malos días en el Tour de Francia. Se llevó el triunfo de la etapa 17 y sigue soñando.

“Fue un día bastante grande, lo había preparado desde hace rato. Lo tenía marcado y me ha salido muy bueno, como esperaba. He salido como un león. En días atrás no había tenido buenas sensaciones, no había sentido muy bien. Tengo buen cuerpo para lo que queda de Tour. Como siempre lo he dicho, sigo creyendo. Necesitamos hacer la carrera rápida y difícil. Seguimos de pie luchando”, aseguró Nairo.

El colombiano aseguró que la estrategia del equipo fue buena y que Alejandro Valverde y Marc Soler le dieron una ayuda importante.

“Hoy (miércoles) estuvo perfecto. Alejandro salió en la fuga y luego me ayudó un poco adelante, Soler ayudó a acelerar el pelotón para hacer más difícil la carrea. Era una etapa para escaladores puros y así lo hicimos notar”, añadió.

Sobre las críticas por no atacar Nairo respondió: “He dicho y he puesto la palabra a todos los colombianos, familia y amigos, que se preguntan cuándo ataca Nairo. Teníamos que esperar el momento perfecto. No gastar balas donde no se debe, hoy (miércoles) aprovechamos la oportunidad”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *