Aprender inglés en el extranjero es una experiencia de vida y una excelente opción académica, además se constituye en un puente a nuevas oportunidades de empleo. Algunos destinos son mejores que otros para aprender el idioma.
Aprender un segundo idioma es fundamental para tener éxito, esto se potencia cuando este segundo idioma es el inglés, debido a que se trata de un idioma universal y puede aprenderse de diversas formas.

La mejor forma de aprender inglés es viajando al extranjero, para aprenderlo en un país donde sea lengua oficial. El contacto con hablantes nativos y la práctica diaria es el mejor camino para incorporar un nuevo idioma de forma rápida, eficaz y aplicada a todo tipo de situaciones de la vida diaria. Si lo haces, estarás rodeado de personas que solo hablan inglés y te verás obligado a poner tu mejor esfuerzo para comunicarte.

Una vez que domines este idioma verás que se te abren cientos de oportunidades laborales, pero cuando tu aprendizaje es en un país angloparlante estas son aún mejores. No solo crearás contactos profesionales en el extranjero, sino que demostrarás a toda empresa que además de manejar el idioma eres capaz de adaptarte a cualquier contexto y que pueden contar contigo para un puesto en el exterior.

Algunos países angloparlantes que te permiten una excelente experiencia son:
Australia: Permite estudiar y trabajar al mismo tiempo, haciendo la estadía en este destino extremadamente productiva. La influencia directa de la cultura británica en Australia es lo que asegura sea ideal para aprender el idioma con una calidad similar a la del Reino Unido, pero a un costo mucho menor.

Nueva Zelanda: Este destino fue elegido como uno de los 15 mejores países para vivir en 2017, y de acuerdo al Índice Global de Paz es uno de los más seguros. La tasa de desempleo es solo del 5%, por lo que los jóvenes acostumbran elegir este destino para aprender el idioma y al mismo tiempo trabajar.

Irlanda: Su diversidad cultural, la amabilidad de sus habitantes y lo espacios naturales que posee son los principales motivos por los cuales los jóvenes deciden trasladarse a este destino.

Le puede interesar: Sueños que se hacen realidad gracias al esfuerzo y la dedicación

Pero, si quieres dominar este idioma puedes apostar por un curso presencial cerca de tu hogar, pues es enseñado en institutos. En Colombia encuentras a Smart Academia de Idiomas, donde aprenderás inglés con un alto nivel de comprensión, te ofrecemos capacitación que se ajusta a tus necesidades, contamos con horarios flexibles. Con nuestro método, aprenderás inglés de una manera completamente diferente a las que conoces. Búscanos como www.smart.edu.co Contáctanos: Cundinamarca (1) 2102484 / Antioquia (4) 6051079/ info@smart.edu.co

Fuente: noticiasmanizales.com

 Noche oscura, lugar tranquilo, bajo la dirección de César ‘Coco’ Badillo. Se trata de la obra ganadora del premio nacional de dramaturgia del Ministerio de Cultura en 2015. Su autor es Enrique Lozano, dramaturgo colombiano radicado en Argentina que ya se ha llevado varios premios.

Noche oscura, lugar tranquilo es un texto potente y de gran exigencia para los actores. Sus diálogos cortos, planteados en principio en una situación aparentemente cotidiana, relajada, con apuntes de humor intrascendente, van dejando emerger una especie de texto paralelo, misterioso, con una historia que en el juego escénico vamos descubriendo, aunque no necesariamente en forma total.

Es un género dramático que cuenta con uno de sus mayores maestros en Harold Pinter, cuyas obras, en gran parte, ocurrían en una habitación, un lugar cerrado.

En Noche oscura… hay tres personajes: Ignacio (Felipe Vergara), escritor, o proyecto de escritor, que decide irse a vivir al campo para escribir su novela; Magda (Liliana Montaña), su esposa, y Manuel (Santiago Londoño), un argentino radicado en Colombia hace más de 20 años, encargado de cuidar la casa en Tibizaque, un municipio frío del altiplano cundiboyacense.

En el montaje hay un cuarto personaje de ruana, con un computador, que genera una expectativa que termina en nada.

Aunque hay logros actorales, todavía hace falta para descubrir las profundidades del texto. Individualmente, la mejor elaboración es la de Santiago Londoño, que ha conseguido darle verosimilitud y consistencia a la historia de un argentino perdido en las selvas y montañas.

La relación de Ignacio y Magda, central en la obra, se queda en la formalidad, se resiente la imposibilidad de los actores de llegar a cotas emocionales de gran intensidad, como en la escena en donde nos enteramos de lo que pasó con su hijo autista. ¿Será el miedo al naturalismo?

Sin duda alguna, hablar el idioma inglés se ha convertido en una necesidad más que en un lujo de pocos, estudiantes, adultos, niños, profesionales y artistas, en todos los campos laborales, la lengua extranjera es un requerimiento que eleva las posibilidades de triunfar.
Es así como en Tijuana México se ha pensado en que 80 operadores de transporte público reciban un curso básico de inglés, con el propósito de brindarle una mejor atención a los turistas que llegan a la ciudad. Justamente porque son ellos, los conductores, un factor guía cuando un angloparlante desea conocer la ubicación de un lugar en específico. Hacen las veces de anfitriones de los visitantes.

El curso constará de tres módulos, en donde se les enseñará a los chóferes el abecedario, pronunciación y servicio a clientes. Una iniciativa muy interesante para tomar como base, e implantarla en ciudades de afluencia turística en todos los países latinos, que beneficia tanto a las personas que se capacitan, como a la comunidad que está de paso y al país entero..
El director de transporte público de la ciudad de Tijuana, Javier Salas Espinoza, aclaró que el curso no significará un gasto extra para la administración municipal. Las administraciones locales de muchas ciudades en cada país hispanoparlante, podría realizar las gestiones necesarias para poder capacitar a sus conductores, pero de no ser así puede ser una iniciativa personal, cada profesional del volante que desee aprender inglés puede hacerlo, en Smart Academia de Idiomas contamos con muchas opciones que se ajustan a las necesidades de cada persona, contamos con horarios flexibles. Nuestro método le garantizará aprender inglés de una manera completamente diferente y fácil.
Así estará a la vanguardia de los retos que como conductor se le presenten, búsquenos como www.smart.edu.co Contáctanos: Cundinamarca (1) 2102484 / Antioquia (4) 6051079/ info@smart.edu.co

Colombia estará presente en el Mundial de Rusia 2018 y para contarnos los detalles del evento deportivo, el reconocido analista Adólfo Pérez se traslada al epicentro de la información. El comentarista conoció algunos detalles sobre cúal es la dinámica de la propiedad en este país y por eso se une a la iniciativa del Fondo Nacional del Ahorro, para que así como en Rusia, los colombianos también puedan adquirir casa propia con unos planes acordes a la capacidad adquisitiva de cada núcleo familiar e invita a todos los interesados a buscar asesoría en sus sedes de todo el país, allí podrán recibir la información de forma personalizada y analizar todas sus posibilidades para que disfrute de la titularidad de su vivienda.

Uno podría no estar de acuerdo con el tipo de cine tan variopinto que hace Steven Spielberg –que, por ejemplo, el mismo año dirigió ‘Jurassic Park’ y ‘La lista de Schindler’–, pero otra cosa son sus películas: pocos podrían decir que sus filmes no son atractivos y supremamente bien planeados y desarrollados. Spielberg es un excelente narrador y, además del oficio que le han dado los años, tiene a su alcance los recursos económicos y técnicos que requiera.

Todos estos elementos confluyen felizmente en ‘The Post: los oscuros secretos del Pentágono’ (‘The Post’, 2017), un filme acerca de la revelación que el periódico ‘The Washington Post’ hizo de los ‘papeles del Pentágono’, documentos secretos filtrados a la prensa sobre lo que varias administraciones de la Casa Blanca hicieron para llevar a Estados Unidos a la guerra de Vietnam y cómo era evidente que ese conflicto bélico no iba a ganarse.

La dueña del periódico era Kay Graham (Meryl Streep) y el editor en jefe era Ben Bradlee (Tom Hanks, en su quinta película a las órdenes de Spielberg). Cada uno vivía sus propios dramas personales y profesionales, pero ‘The Post’ se centra en Kay, una mujer que debió tomar las riendas de un periódico que era de su padre y luego de su esposo, con todas las responsabilidades que eso implica para alguien que se siente más cómoda organizando lujosas recepciones en su mansión que teniendo que lidiar con decisiones editoriales complejas.

De esta forma, la película resulta convertida en una historia de emancipación personal que no por convencional deja de ser atractiva, sobre todo por la manera tan efectiva que Spielberg tiene para atraparnos con un relato que depende de determinaciones tomadas en caliente, con la presión de una hora de cierre de edición o de un posible proceso por desacato a una orden judicial.

Era decidir entre el futuro de un periódico o el destino de un país y ‘The Washington Post’ obró en conformidad, allanando además el camino para el Watergate, tal como se ve en el epílogo de esta cinta, convertida en involuntaria ‘precuela’ de ‘Todos los hombres del Presidente’ (1976). Ambos filmes dan cuenta del poder de la prensa, sobre todo cuando la democracia está amenazada por los líderes llamados a protegerla.

Fuente: El Tiempo

Nuestro científico más brillante y reconocido, el doctor Rodolfo Llinás, es un tipo sencillo que tiene un gusto especial por la astronomía.

Ese gusto ocupa una parte especial en su casa de descanso de Woods Hole, en el condado de Barnstable, en Massachusetts (Estados Unidos). Allí, el científico instaló un gran telescopio para mirar el mundo de los cielos.

En el documental Llinás, el cerebro y el universo, de Señal Colombia en asocio con Colciencias y con la realización de Cábala Producciones, que se presenta este domingo por el canal público, se lo ve mirando estrellas y planetas.

Allí lo grabó Gonzalo Argandoña, director del documental. “Justamente, una de las noches que estuvimos compartiendo con el doctor Llinás fue una observación astronómica en su casa, una experiencia extraordinaria, con explicaciones del porqué de su afición a la astronomía, de la evolución humana, de si existe vida extraterrestre y otros temas apasionantes”, comenta.

Además de las pantallas de televisión, el documental será presentado oficialmente el 15 de febrero a las 6 p. m., en el auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional de Bogotá e incluye el Concierto Cerebro, a cargo de la Orquesta Sociedad de Música de Cámara de Bogotá y con entrada libre.

Llinás estará presente, acompañado de la comunidad científica y de su familia. El médico está casado con Gillian Llinás, una filósofa, y tiene dos hijos, Álex y Rafael. En el documental, además, aparecen sus hermanas, Patricia y Margarita, que contaron cómo fue un niño terrible, siempre listo para hacer experimentos.

Argandoña agrega que lo que más le llamó la atención del científico fue “su trabajo constante. Una de sus premisas es no perder el tiempo, algo que asimilamos muy rápido para aprovechar cada minuto que pasábamos con él. En todo momento está en alguna actividad, desde su trabajo en el NYU Medical Center, en Nueva York, o su laboratorio en el Marine Biological Laboratory, en Woods Hole Massachusetts”.

Al director y su equipo, esta experiencia lo llevó a conocer a una persona “ brillante, que tiene la capacidad de dar un contexto a todo. No es un especialista en neurofisiología que se limita a estudiar una única disciplina. Es capaz de interrelacionar conocimientos y dar una visión del ser humano mucho más completa, desde la evolución, el impacto de las humanidades y el arte, pasando por la ciencia más pura”.

Resalta que le sorprendió también su “fuerza y perseverancia necesarias para hacer ciencia puntera. Llinás fue capaz de desafiar paradigmas establecidos por años, cuestionar a reconocidos premios Nobel y demostrarles que estaban equivocados. Veremos lo necesarias que son la creatividad y la valentía a la hora de hacer ciencia, pero también la soledad que a veces conlleva el ser un avanzado en los tiempos”.

Con este paso por la vida del científico Llinás (nacido en Bogotá el 16 de diciembre de 1934 y graduado en la Universidad Javeriana), Argandoña espera que “para el público sea tan inspirador como fue para nosotros. Fue una gran experiencia conocer a este personaje que marca la historia del conocimiento del ser humano y de la historia de la ciencia”.

Fuente: El Tiempo

Bien es dicho que copiar es llegar donde otros han llegado. Pero el límite de un plagio o una copia es tan difuso que muchas veces no se sabe cuándo es un referente, una coincidencia o una copia. Eso le volvió a suceder a Guillermo del Toro con su película La forma del agua.

El cineasta francés Jean-Pierre Jeunet acusó recientemente al director mexicano Guillermo del Toro de copiar una escena de Delicatessen para La forma del agua.

El fragmento del que habla Jeunet alude a cuando los protagonistas de La forma del aguarealizan un encantador baile mientras están sentados en un sofá viendo la televisión.

No es raro que una película taquillera tenga problemas de derechos de autor, sobre todo esta que tiene 13 nominaciones al Óscar y es favorita las mejores categorías Mejor película y Mejor director.

Coincidencias y similitudes ocurren a cada momento en el cine, pero ahora el prestigioso director francés Jeunet, quien ha dirigido reconocidas cintas como Amelie, La ciudad de los niños perdidos y Alien: la resurección, piensa que Del Toro ha ido demasiado lejos.

Jeunet le contó al diario francés Ouest-France que le escribió un correo a Guillermo del Toro por tal escena. “Le dije: ‘Tienes mucha imaginación, mucho talento. ¿Por qué ir y [robar] las ideas de los demás?’”. Del Toro respondió diciendo que en realidad es Terry Gilliam quien los ha influenciado a todos.

Vea usted mismo la comparación de las escenas:

Otras acusaciones de plagio

Solo hace unos días, The Guardian y varios medios de comunicación internacionales, publicaron que la película del director mexicano podría ser un plagio de la obra Let Me Hear You Whisper (Déjame oírte susurrar), adaptada a la televisión en los 60 y que sigue la misma línea argumental que la obra de Del Toro.

El argumento de Let me hear you whisper trata de una mujer que trabaja limpiando un laboratorio de biología que tiene recluido a un delfín con propósitos investigativos. Ella trata de rescatar al animal de diferentes formas y desea cambiar la relación del hombre con las otras criaturas que comparten el mundo.

La acusación la hizo David Zindel, hijo del autor de la obra, quien le dijo al diario británico que La forma del agua “claramente se deriva de la historia que escribió mi padre” (ver la obra). Según un vocero de Fox Searchlight nunca vio ese referente.

Otra acusación de plagio de la multinominada cinta, fue por las similitudes de un cortometraje holandes llamado The Space Between Us.

Un miembro del equipo de rodaje dijo que Del Toro tiene una historia muy similar y visualmente muy parecida al cortometraje realizado en el 2015.

Sin embargo rápidamente la Netherlands Film Academy, que produjo el cortometraje, revisó el asunto y concluyó eran similitudes no significativas.

Hasta ahora todas las acusaciones de plagio han sido superadas y el filme sigue su camino.

Fuente: El Colombiano

La guerra que no le tocó a medio país, un solo hombre la vivió toda. Aunque intentara escapar, ella lo encontraba. El realizador Miguel Salazar lo expresa así: Ciro es el resumen del conflicto colombiano.

El documental Ciro y yo narra la vida de este hombre, un sobreviviente de la guerra, hecho de dolor y resistencia. Como otras 6 millones de víctimas del país, vivió el desplazamiento, el reclutamiento, el abuso de la guerra, los falsos positivos.

Esta producción lleva 15 días en cartelera y apenas alcanza los 4.000 espectadores. No alcanzó ni siquiera un puesto entre las 18 películas más vistas en el país esta semana.

Un relato para no olvidar. Para encontrarse. Miguel conversa de su trabajo.

¿Cómo llegó a Ciro y logró ese acceso a su vida?

“Conocí a Ciro en el 96 cuando fui a hacer unas fotos de Caño Cristales y me recibió él, que era guardabosques de La Macarena. Él no me podía acompañar así que me mandó con su hijo de 14 años. Cuando llegamos él se tiró a nadar y se ahogó frente a mí. Esa tragedia nos unió de por vida”.

¿Por qué adoptó la forma documental para narrar esta historia?

“Intenté hacer una ficción de la historia de Ciro como un niño en la guerra, pero nunca pude entenderlo así. El género documental permite contar la historia de muchas maneras. El relato estaba tan destruido que podía recurrir a la oralidad; a volver a poner en orden una vida fragmentada. Era el género para hacerlo porque tenía a Ciro en persona”.

Es una película rica en lenguaje documental. ¿Qué referentes tomó para hacerla?

“De alguna manera, por la naturaleza del material o su archivo. Las fotografías que tomé, la entrevistas en casete que hice. Me di cuenta de que tenía material de otra época y como tal lo traté. Algunas diapositivas fueron grabadas con lupas o en mesas de luz, que le dan otra personalidad a la imagen. También usé fotografías familiares de Ciro, y algo de archivo judicial, evidencia contundente.

El documental permite mezclar archivos y formatos; hay cosas análogas y grabadas en Video 8, Super 8, 16 mm, High 8… mejor dicho, todos los formatos posibles”.

¿Cuáles son sus referentes?

“Tengo muchos. Shoah de Claude Lanzmann, el relato sobre los campos de concentración de los judíos. Me interesa la oralidad del director Errol Morris, tener a un personaje contando su relato. El ex secretario de Defensa Robert Mcnamara… son muchos”.

Siempre hay una posición política cuando se hace un filme, ¿cuál es la suya?

“Mi posición es con las víctimas y los débiles, con los que han sufrido y resistido sin usar la violencia. En este sentido la película es pacifista, un canto contra la guerra.

A Ciro le han hecho daño todos los actores del conflicto. Esta película le da voz a aquellos que la historia les quitó su vida; me hago al lado de ellos”.

¿ Y cómo le ha ido en

cartelera?

“Vamos lentos, pero seguros. Ha habido muy buena recepción sobre todo en Bogotá y Cali. Quienes han visto la cinta han estado conmovidos. Creo que hay un muy buen boca a boca”.

¿Por qué cree que hay tan baja asistencia para este tipo de producciones?

“Creo que son públicos más limitados. El cine siempre ha sido de entretenimiento. Hay espacio para este tipo de documentales, pero el público es más reducido, más cuando hablamos de conflicto, un tema que todos quieren de alguna manera superar. Creo que también falta formación de públicos, salir en salas comerciales. Allí se tiene reticencia; pero poco a poco se van abriendo espacios.” .

Fuente: El Colombiano

No nos pongamos feministas pero ¿están los hombres preparados para escuchar los dilemas de las mujeres? ¿Estamos preparados para reaccionar bien a enfermedades mortales? En una era donde tenemos mejor tecnología pero peores formas de comunicarnos, ¿sabemos oírnos los unos a los otros?

Esas son solo algunas de las preguntas que se plantea la obra de teatro Laurita y las tetas, escrita por Juan Pablo Castro y dirigida por Juan Luna, que está en temporada en La Maldita Vanidad hasta el próximo domingo 11 de febrero. Castro y Luna estudiaron juntos en el colegio donde comenzaron a meterse en el mundo del teatro bajo la dirección de uno de los nombres más respetados de este parche en Colombia: Pedro Salazar. Luego se fueron a Buenos Aires. Castro estudió letras, Luna artes combinadas, y siguieron montando obras aprovechando las facilidades que daba la capital argentina para crear.

A comienzos de 2017, en una de sus visitas vacacionales a Colombia, Castro estaba en una reunión casera de amigos. Una de las presentes, en medio de los tragos, contó que sufría de cáncer de seno. “Me van a tener que amputar las tetas”, fue la frase que resonó en la cabeza de Castro. Esa frase, más la fascinación de volver a su casa, a Bogotá, luego de tantos años en Argentina, fue lo que lo motivó a escribir Laurita y las tetas.

img_7708.jpg

En la obra se cuenta la historia de una joven actriz que llega a Bogotá con su novio, Mauro, en busca de nuevas oportunidades laborales; sin embargo, sus planes se ven estancados por la falta de empleo y por el cáncer de mama que le diagnostican y por el cual tendrá que ser sometida a una complicada cirugía.  Mientras la relación de pareja se hace cada vez más tensa por la dificultad de Mauro para entender la difícil situación por la que está pasando su novia, Laura se refugia en el radioteatro y en la creación de una historia paralela que va transmitiendo al público a lo largo de la obra donde que refleja su lucha, dolor e incomprensión.

Toda la obra transcurre en una noche, la noche en la que la pareja recibe dos visitas: Mario, un viejo novio de Laurita, al que se ha invitado con el fin de hacerle una extraña propuesta, y Robert, un habitante de la calle que llega huyendo de los peligros de la noche.

img_7499.jpg

Castro escribió la obra en un par de meses y le agregó algunas inquietudes personales y académicas, con preguntas sobre cómo se puede pensar al pueblo desde el teatro, cómo crear (y celebrar) la comunicación real entre la gente, o cómo estamos conociendo al otro. Más allá de la coyuntura puntual del cáncer de seno, Laurita y las tetas también es un profundo retrato de los vínculos que se generan entre cuatro personas de universos diferentes.

Cuando Castro la terminó, se la envió a Luna para que la leyera, pero Luna fue más allá y decidió montarla en Bogotá en el Teatro La Mama donde se estrenó en noviembre del 2017 y tuvo su primera temporada. El gran reto, según Luna, fue pensar “cómo afecta la enfermedad a las personas que la rodean”. Para eso consultó varias fundaciones para que le hicieran precisiones sobre el texto, leyó y oyó testimonios de víctimas de este cáncer.

Una de las grandes fortalezas de esta obra es la fidelidad con la que dos hombres logran construir un personaje femenino. En el proceso de escritura Castro se apoyó mucho en las conversaciones que tenía con una de sus mejores amigas para ver las formas de expresarse, mientras que para Luna fue clave un testimonio de una paciente de cáncer de seno, y escuchar y seguir las intuiciones de su actriz protagónica Camila Valenzuela. El elenco lo complementan Alexis Rojas, Iván Carvajal y Andrés Estrada.

“Fue un reto acercarse al mundo femenino. Laurita no es una mujer que calla lo que piensa, expone su problema y puntos de vista. La obra pone sobre la mesa la imposibilidad del mundo masculino de comprender al mundo femenino”, explica Luna. Con un poco de sarcasmo y algo de humor negro, Laurita y las tetas aborda estas preguntas además de otros crudos relatos de injusticia social.

Lugar: La Maldita Vanidad // Carrera 19 # 45 A 17. Barrio Palermo, Bogotá.

Funciones: 8:00 p.m. El jueves 15 de febrero habrá una función extra en el Colegio Reyes Católicos a las 7:30 pm.

Fuente: shock.co

El mapa de la región, el país y el mundo están ahora sobre los hombros de una mujer delgada y visionaria, que desde los últimos 365 días del año junto a su equipo humano y técnico, diseñó la agenda del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (Ficci), en este 2018.

Es  Lina Rodríguez, la directora general de Ficci, quien ha cumplido diez años al frente del más antiguo de los festivales de cine en el continente. Esta década le ha parecido una verdadera hazaña en una ciudad que en diez años ha tenido ocho alcaldes.

“Emprender un festival de tal magnitud en medio de esas interrupciones administrativas, manteniendo el discurso de lo cultural ante lo público, no solo es desgastante, sino de una altísima incertidumbre, pero hemos crecido de manera milagrosa, gracias a un equipo tan profesional, que continuó el legado de Víctor Nieto Núñez, su fundador. Él logró su sueño del festival pese a los avatares del mundo. Nosotros pasamos de preocuparnos a ocuparnos en que Ficci continuara y hoy celebraremos 58 años de historia”.

Un festival de cine que es capaz de recorrer 46 municipios y 36 corregimientos del departamento de Bolívar, cruzando los humedales de la Mojana, hasta llegar a límites en donde muchas veces salieron del mapa regional para regresar al perímetro local, es más que un milagro único en la cultura de Colombia.  Hacer este evento cuesta 10 mil millones de pesos.

Si ya el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, en alianza con Icultur y la Gobernación de Bolívar, emprendió esa hazaña desde  2017, el paso siguiente, según ella, es medir ese impacto social y cultural a nivel sectorial, y para ello, se requiere la participación de sociólogos, antropólogos y economistas. Esa proyección de Ficci a lo largo y ancho del territorio regional, con su agenda social y cultural, lo hace único en el mundo. Antes de presentar el cine móvil en las regiones, hay una visita previa con alcaldes, gestores culturales, líderes sociales, una experiencia que posibilita integración de las familias bolivarenses.

El mundo en Cartagena

“Las películas viajan a través de Cartagena, a los festivales del mundo. Desde hace siete años, Ficci, inaugura con estrenos nacionales su agenda. Ficci58 se convierte en punto de encientro de todos los realizadores y productores del país e invitados del mundo, no solo a su agenda de siete días, sino al Salón Ficci y al Puerto Ficci. Durante el Festival, hay un programador enviado por Mincultura que observa los proyectos cinematográficos nacionales. De Cartagena salen las películas elegidas para el resto del mundo. Ficci ha logrado que los colombianos vean su propio cine, y confronten la altísima calidad de los lenguajes visuales y las diversas formas de contar las historias del país.

En Ficci 58 presentará en la sección Gemas las mejores películas premiadas en los festivales del mundo en 2017. Habrá por segundo año un especial de Cine sobre Guerra y Paz.  Habrá un Tributo a la actriz de culto inglés Tilda Swinton (Londres, 1960), nominada muchas veces al Globo de Oro y Premios Óscar, por sus papeles en Orlando, Michael Clayton, El curioso caso de Benjamín Button, Las crónicas de Narnia, entre otras. Tributo a la consagrada actriz española Maribel Verdú(Madrid, 1970), consagrada con el Premio Goya, actriz de grandes películas como Blancanieves, Los girasoles ciegos, Y tu mamá también, Amantes, entre otras. Tributo al genial director de cine francés Bruno Dumont (Bailleul, 1958), realizador de La vie de Jesus (1997), Humanité (1999), Flandres(2006), Camille Claudel (2013), entre otras.

Fuente: El Universal