La Forma Más Fácil De Cuidar El Medio Ambiente; Reducir, Reutilizar, Reciclar.

La denominada Ley de las 3R, propuesta que popularizó la organización ecologista Greenpeace, promueve la reducción, la reutilización y el reciclaje de la mayoría de los  productos que consumimos.

Reducir:

Debemos procurar reducir el volumen de productos que consumimos. Muchas veces adquirimos cosas que no son necesarias sólo por el afán de comprar. No pensamos que para su fabricación se precisan materias primas que no podemos derrochar como el petróleo o el agua. También hay que tener en cuenta la enorme cantidad de basura que se genera por el exceso de empaques en muchas cosas de las que compramos. Teniendo en cuenta esto, entre todos podemos empezar a reducir:

– La utilización de productos de usar y tirar, como papel de cocina o pañuelos de papel.

– El uso del papel de aluminio.

– La utilización de bolsas  plásticas a la hora de ir al supermercado, es mejor tener bolsas de tela que no hacen daño al medio ambiente.

– El consumo de energía, utiliza el transporte público, apaga las luces cuando no las necesites, evita utilizar la calefacción.

– El consumo de agua, durar lo menos posible en la ducha, cerrar  la llave cuando nos estemos  cepillando los dientes.

Reutilizar: 

Se trata de reutilizar el mayor número posible de objetos con el fin de producir menos basura y gastar la menor cantidad posible de recursos en fabricar otros nuevos. Se puede reutilizar:

– El papel: Las hojas escritas sólo por una cara pueden servir para notas o para dibujar: el papel de regalo puede ser utilizado hasta dos veces.

– Los juguetes: Los que no utilizan nuestros  hijos  no los tires; hazlos llegar a asociaciones benéficas para que los entreguen a otros niños que los necesiten y que los harán muy felices.

– El vidrio: Intenta comprar líquidos en botellas de vidrio retornable.

Reciclar: 

Consiste en fabricar nuevos productos utilizando materiales obtenidos de otros viejos. Si no es posible reducir el consumo de algo ni reutilizarlo intenta que al menos sea reciclable.

– El papel: En casa puedes separar  los periódicos y revistas, cajas de cartón y deposítarlos en su propia caneca de  reciclaje. Las hojas que están impresas por una sola cara antes de reciclar se pueden reutilizar.

– El vidrio: Con este material se puede hacer lo mismo que con el papel, organizarlo y depositarlo en la caneca correspondiente. Además el vidrio no solo   se puedes reciclar, también pueden ser  reutilizado como elementos en la cocina, vasos, floreros, etc.

– Los envases de plástico, latas y envases tipo Bricks de leche, latas de refrescos y botellas de agua también pueden ser reciclados depositándolos en las canecas correspondientes a cada uno de estos materiales.

VOLVER