Un manual donde el suicidio invita a la vida

Con una carga de color, franqueza y mucho humor negro, el conocido actor Robinson Díaz Uribe, el mismo de Detrás de un ángel, La otra mitad el sol y La gente de la universal, le mostró a los caleños su otra faceta, la de caricaturista.

 Se trata del trabajo gráfico Manual de autoayuda y superación para suicidas; donde el humor le da una nueva significación al suicidio.

La obra se lanzó en el marco de el II Salón de Historietas y Caricatura que se está realizando en Cali.

Son 68 páginas donde con un tono algo agresivo, se muestran las mil y una formas para terminar con la existencia, pero también se reflexiona sobre el valor de la vida y el rumbo equivocado de acabar con la misma.

Para su autor, la idea es satirizar el suicidio para mostrar que la vida es la mejor opción que el individuo tiene, sin importar los problemas o dificultades.

No se trata de una apología del suicidio , dice. Su objetivo apunta a verlo desde un punto de vista humorístico y de reflexión. Como tampoco es una obra para morirse de la risa, sino para pensar sobre un flagelo que actualmente ataca a la juventud .

Lo que Díaz busca es un efecto de rebote en el lector, es mostrar con humor directo y agresivo un problema real.

Díaz, conocido en el mundo de la caricatura como Picho y Pucho , tomó la iniciativa de hacer un trabajo sobre suicidio al ver un artículo en una revista que mostraba unas cifras, que a él le parecieron escalofriantes: 385 personas se tratan de suicidar en Colombia. Lo más tenaz es ver que la tasa de suicidios afecta a los jóvenes entre los 12 y los 22 años, dice.

Frente a su trabajo comenta: Yo creo que lo hice no es original como producto gráfico, pero a nivel nacional si es original porque adopta un tema poco tratado y presenta un trabajo fuerte en los textos.

Este libro está hecho para jóvenes y con una manera de pensar actual; además el país está en la juventud .

Al preguntarle sobre el lenguaje fuerte y sin tapujos de los dibujos, dijo estar preparado para las críticas y ataques, pero está seguro que se entenderá el mensaje de su manual para suicidas, que en últimas es un mensaje para dar vida. La primera edición tuvo un tiraje de mil ejemplares, con 700 caricaturas. Colaboraron con él Fernando Arévalo y Camilo Villalba, en los textos.

Al principio el autor pensó en trabajar sobre la urbanidad de Carreño, después hizo sus primeros esbozos sobre el asesinato, pero la muerte de Andrés Escobar lo hizo desistir del tema.

El hecho de estudiar arte dramático me ha ayudado para la creación de los personajes en el Comic; la verdad ambas actividades las llevo equilibradas , concluyó .

Fte: Eltiempo.com

VOLVER